Mil Caminos. Diseño integral de envase y comunicación gráfica

/ / Empaque / Producto

Diseño integral para la marca mexicana de mezcal Mil Caminos incluyó diseño de la botella y de todos los elementos gráficos para la comercialización de la marca.

Entorno en el que se desarrolló el proyecto:

La marca Mil Caminos surge como parte de un sistema que promueve desde 2014 la producción sustentable y el impacto social positivo para las comunidades productoras oaxaqueñas, a partir de tres ejes:

Impacto social destinando un porcentaje de las ventas a mejorar la calidad de vida de los maestros mezcalilleros, el proceso de producción del mezcal y las comunidades oaxaqueñas.

Investigación y desarrollo mediante la colaboración con instituciones para abordar distintas problemáticas en la industria del mezcal y generar nichos de oportunidad para el productor y su comunidad.

Fomento del consumo y la producción responsables con el medio ambiente, para contrarrestar los efectos del consumo desmedido, causa de la popularización de esta bebida mexicana.

Concepto del diseño:

El concepto de identidad de la marca se basa en que no existe una sola dirección o destino cuando se trata de producir y encontrar mezcal en Oaxaca, sino que cualquier camino te lleva a un productor nuevo, nuevas variedades de mezcal y experiencias. 

El diseño de la botella busca ser honesto y franco, sin formas rebuscadas, de manera que represente la pureza del mezcal, con un solo rasgo diferenciador: click here una sutil línea ascendente que evoca las sierras oaxaqueñas en donde crecen los agaves silvestres y que abren caminos para descubrir el mezcal.

¿Para quienes fue diseñado?

Adultos jóvenes de 27-40 años que consumen de manera educada e informada. Que disfrutan de buenas bebidas alcohólicas de calidad y que cuya imagen se asocia a sus valores de consumo.

Buscamos llegar a la gente cuya preferencia está en función de los logros de las marcas para mejorar el entorno. 

Aportación del proyecto

La marca Mil Caminos es un eslabón en una cadena que busca difundir la cultura del consumo responsable del mezcal e impactar positivamente a los productores y comunidades, mediante una  producción equilibrada maguey-mezcal para la protección, propagación y cultivo de especies de maguey, así como el pago de un precio justo a los productores.